jueves, 30 de octubre de 2014

                                                     Cartel anunciador del Encuentro.

YA ERA HORA…   
           
Efectivamente, ya era hora de que alguien tuviera el valor de organizar un Congreso del Misterio en Canarias, y que tuviera como protagonista a este Archipiélago. Y digo valor porque, aunque a primera vista y desde fuera no lo parezca, es un esfuerzo colosal que afrontar, en el que hay que hacer muchas cosas para organizarlo, buscar una sede con capacidad, que los costos sean aceptables, coordinar viajes, horarios y seleccionar un plantel de ponentes que estén a la altura de las circunstancias. Un esfuerzo que han de hacer personas que deben realizarlo calladamente, sin parar sus circunstancias personales, trabajos, actividades familiares, problemas de salud y cuotas inhumanas de estrés, etc. Porque nadie se dedica al misterio en exclusiva, es una afición que ha crecido con los años y que en un momento dado, da fruto, como lo hará el plantel de lujo seleccionado.

   Desde siempre, he sentido curiosidad por toda clase de misterios: científicos, históricos, paranormales y demás, apasionándome también los temas canarios. Pero por el contrario, la oferta de actividades, charlas y rutas que tengan al misterio por protagonista ha sido absolutamente nula, inexistentes. Este vacío solo podía ser llenado con algún programa televisivo o radiofónico que lo tratara, en las revistas del sector o con los libros que nos llegaban desde el extranjero, en donde se abordaban los distintos misterios sin ningún complejo o pudor, llevándonos la delantera en esto. Porque, en nuestro país, aún seguimos arrastrando el estigma de que los temas misteriosos son marginales y entroncados con el analfabetismo, …craso error. Constriñendo esta temática a horarios incómodos y alejados del trasiego de la opinión pública mayoritaria. Le pese a quien le pese, y en mi propia experiencia de años entrevistando a personas de todo tipo, el sector poblacional que está interesado o ha experimentado algún suceso paranormal supera holgadamente el 20 %, un porcentaje muy elevado si tenemos en cuenta el siempre eficaz e incansable guardián del “bochorno público”, hermano del “qué dirán” que campa a sus anchas por nuestro país.

   Por eso, valoro grandemente esta iniciativa que se está llevando a cabo en La Laguna, porque surge como un oasis en medio del desierto de lo estéril. Un Encuentro realmente atractivo que, teniendo al misterio como hilo conductor, toca muchos temas distintos –incluidos aspectos críticos–, de casi todas las islas y con personas que van a dar lo mejor de sí, para que los asistentes puedan llegar a sus casas enriquecidos con los datos, las curiosidades y las particularidades que, desafortunadamente, están lejos del alcance de la mayoría. Y que a pesar de todo, están o han sucedido en nuestro Archipiélago.

   Lo crean o no, las Islas Canarias son ricas en misterios y los hay de todas clases. Hablando coloquialmente, sólo nos falta el monstruo del Lago Ness y el accidente de Roswell, porque de lo demás tenemos, y a veces en abundancia: luces populares, ovnis, espectros de los caminos, etc. Tanto es así que, incluso he bromeado en muchas ocasiones sobre que se podría hacer un congreso de misterios canarios en la Península, y que seguro que se llenaría. Sin olvidarnos también de la historia canaria y sus ricos matices, de antes y después de la Conquista. Hasta ahora y afortunadamente, sólo ha habido Congresos Nacionales del Misterio en Gran Canaria, trayendo ponentes de primera línea en el panorama nacional y de reconocido prestigio, pero también es cierto que se ha echado a faltar más presencia de temas canarios en los mismos, además de que se pudieran hacer en Tenerife y en otras islas. Pero claro, teniendo en cuenta que estas actividades aún siguen siendo pioneras, es de desear que poco a poco se vayan enriqueciendo y ampliando, según vaya evolucionando el interés del público asistente; pero hay que acudir.

   ¿Cómo podemos apoyar estas iniciativas? Pues…, particularmente yo, lo haré tratando de llevar a cabo de la mejor manera posible la ponencia que he tenido el honor de ser invitado a realizar, procurando que sea entretenida y formativa, esmerándome en ello claro. Y el resto de los amigos del Misterio podemos apoyarlos también, desde luego, acudiendo al evento, participando con nuestras inquietudes y arropando a los promotores y a los ponentes con el calor de nuestra presencia, ¡que todo el mundo vea que existe un gran interés por el Misterio!, para que así se repitan estos eventos, año tras año y en distintas islas; que la oferta llegue allí donde pueda ser requerida. Pero mientras, en tanto esto sucede, nos toca a nosotros mover ficha, ¿Cómo? …Pues viéndonos todos en el Ateneo de La Laguna, donde lo pasaremos realmente bien. 



De izquierda a derecha: Fernando Hernández, Luis Javier Velasco, José Gregorio González y Juanca Romero Hasmen, durante el II Congreso Nacional del Misterio en Telde, Gran Canaria. A raíz de aquella ponencia, este cuarteto de investigadores canarios fue bautizado como el "Comando San Borondón". Los cuatro participarán en el I Encuentro Canarias Territorio del Misterio que se celebrará en el Ateneo de La Laguna el próximo 6 de diciembre de 2014.



No hay comentarios:

Publicar un comentario